Legal Corporativo | Registro de marcas & nombres comerciales en Guatemala
marcas, propiedad intelectual
15817
post-template-default,single,single-post,postid-15817,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Ventajas del registro de una marca como una función estratégica para su empresa

Ventajas del registro de una marca como una función estratégica para su empresa

Por María José Girón

La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), define la marca, como “un derecho de la propiedad intelectual, que permite diferenciar los productos o servicios de una empresa de los de otra“[1], de igual forma, dentro de la legislación guatemalteca se define como “todo signo que sea apto para distinguir los productos o servicios producidos, comercializados o prestados por una persona individual o jurídica, de otros productos o servicios idénticos o similares que sean producidos, comercializados o prestados por otra.”[2] Se determina esta como la principal función de la marca, la distinción de un mismo producto o servicio que brinda una empresa de otra diferente, lo cual atañe diferentes características que puede identificar el cliente, tales como el precio, calidad, origen, etc.  No obstante, para ser considerada una marca, no basta este rasgo, sino que debe ser protegido a través del registro de la misma, en el caso de Guatemala, se realiza ante el Registro de Propiedad Intelectual, el cual garantiza el uso exclusivo de la marca por un plazo de diez años prorrogables a partir de su registro.

En un marco competitivo industrial o empresarial, es indispensable diferenciar los productos o servicios que ofrece una empresa, de tal manera que tanto el cliente al cual está dirigida su venta o uso, pueda seleccionarlo y preferirlo sobre otras compañías que ofrecen el mismo producto; pero ¿cómo lograrlo?, el nombre comercial de su empresa y su marca permiten la autenticidad de la misma, es así como al momento de la compra de un auto, por ejemplo, preferimos el de determinada casa, anteriormente conocida por su calidad y garantía, y lo identificamos con su logo o signo.

Es por ello que el registro de marca otorga, más allá del cumplimiento de parámetros y requisitos legales, diversos beneficios representativos en su empresa, ya que se reconoce como un activo más de la misma, a continuación, se enumeran las 8 ventajas más significativas:

  1. Adquisición del derecho: al momento de registrarse, el propietario de la marca tiene el uso exclusivo de esta por lo que puede explotarlo y generar utilidades con ella, tal situación se prueba con el certificado que emite el registro. [3]
  • Protección ante la competitividad: como parte de su función principal, que es la distinción entre productos o servicios, el registro de marca prohíbe a firmas dedicadas al mismo sector, el uso de la marca sin autorización del propietario; o bien la prohibición de crear signos, logos, etc. similares o que creen confusión al cliente al momento de seleccionar el producto o servicio.
  • Reduce la coexistencia de marcas: esta situación puede presentarse en el registro al momento de inscribir una marca, sin embargo no afecta si ambas marcas son similares pero el objeto o giro de la empresa son totalmente diferentes, es decir, que su utilización no va a generar confusión en el cliente o consumidor.
  • Distinción de productos y servicios: atribuida como la función principal de la marca, el producto o servicio que brinda determinada empresa va a ser fácil de distinguir para los clientes que utilizan un mismo servicio o producto pero que prefieren el de determinada firma.
  • “Primero en inscripción, primero en derechos”: si bien es cierto que el registro de marca es primordial para hacer valer los derechos que esto confiere, el procedimiento suele ser un poco prolongado ante el registro en el cual se ventila, sin importar el motivo; no obstante, al iniciar el proceso de inscripción de marca, el Registro otorga el derecho de prioridad a la persona que inicie el proceso, aún así esta no cuente todavía con el certificado respectivo, ante cualquier otra que desee inscribir una marca parecida o bien idéntica a la que está en proceso.
  • Publicidad: una auténtica característica de la marca registrada, es el uso de está en la publicidad de la empresa, al momento de expandir y promocionar al público, se permite el uso de esta y genera cierta preferencia en la industria, así como la garantía al cliente, por la fama comercial que posee el producto o servicio dentro de la industria.
  • Oportunidad de compartir con terceros: como se mencionó anteriormente, la marca registrada permite su explotación y generación de utilidades, con la enajenación de la marca por medio del contrato de licencia de uso de marca, se hace efectiva esta enunciación, en virtud de que el propietario puede otorgar a un tercero el uso de su marca a cambio de una remuneración.
  • Oposición al registro de una marca: tal como lo establece el enunciado, el registro de una marca otorga el derecho al propietario de oponerse al registro de una nueva marca que se similar a la suya y cuyo objeto de la empresa sea el mismo, dado que esto puede afectar los intereses del propietario y de su empresa, por lo que se otorga el derecho de oponerse ante el Registro.[4]

Por lo tanto, la marca registrada dentro de su empresa genera beneficios privilegiados en ella a los cuales tiene acceso con la simple inscripción de la misma, siendo este un activo invaluable que toda empresa exitosa y distinguida debe suscribir.

Fuentes:


[1] Organización Mundial de Propiedad Intelectual. Marcas. https://www.wipo.int/trademarks/es/ Consultado el 23 de febrero de 2019.

[2] Congreso de la República de Guatemala. Decreto Número 57-2000. Artículo 4.

[3] Ibid. Artículo 17

[4] Ibid. Artículo 27